Defendemos los valores humanos y cristianos

EL COLEGIO SAN LUIS REY, UNA INSTITUCIÓN QUE DEFIENDE LOS VALORES HUMANOS Y CRISTIANOS Y LA DIGNIDAD DE LA FAMILIA.

Los colegios Franciscanos en Colombia, inspirados en la filosofía y la experiencia de Dios de San Francisco de Asís, forman integralmente personas de paz y bien para que se desempeñen competentemente en el contexto familiar, social, laboral, consiguiendo una educación no sólo relevante sino conectada con la realidad.

Es por ello que el ideal del Colegio Franciscano SAN LUIS REY es la formación integral y para alcanzarla, trabaja en un ambiente de convivencia armónico, con compromisos que conllevan a la formación de valores religiosos, éticos, morales, cívicos, y socioculturales promoviendo la autonomía mediante el conocimiento de sí mismo, al descubrir sus potencialidades, el desarrollo del liderazgo y la capacidad para tomar decisiones, cooperar, comunicarse y resolver situaciones cotidianas.[1]

En este orden de ideas, somos una institución que defiende la dignidad de la persona humana, los valores fundamentales que la constituyen, y además defiende la dignidad de la familia, como el núcleo fundamental de la sociedad.

 

Como Colegio Católico, estamos de acuerdo con nuestra Iglesia Colombiana, pues “reiteramos que un valor fundamental para la sana convivencia es el respeto por todo ser humano, independientemente de su raza, sexo, orientación sexual, origen nacional o familiar, lengua,

religión u opinión política”.[1] Desde esta profunda convicción, nos comprometemos como institución educativa en la revisión de nuestro manual de convivencia, con la autonomía que nos corresponde y con la participación de toda la comunidad educativa en general, como lo ha pedido la Corte Constitucional, con el propósito de construir ambientes libres de toda violencia y discriminación que atenten contra la dignidad de la persona humana.

Asimismo, reiteramos que somos un colegio que defiende el valor de la familia y como institución, nos planteamos seriamente el tema de la educación en valores y le asignamos el objetivo de orientar al estudiante en su realización personal, de modo que pueda ahondar en el sentido de la identidad como persona y como miembro de una comunidad. Enseñamos y promovemos los valores de la religión católica y los valores franciscanos dirigidos hacia el honor y la excelencia al servicio de la dignidad humana. No estamos de acuerdo con ningún tipo de discriminación, sólo defendemos con ahínco el valor de la familia y apoyamos a los padres de familia quienes tienen el derecho de educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales y religiosas, teniendo presentes las tradiciones culturales de la familia que favorecen el bien y la dignidad del hijo; ellos deben recibir también de la sociedad la ayuda y asistencia necesarias para realizar de modo adecuado su función educadora.

Invitamos a los padres de familia a asumir con verdadera responsabilidad la misión de ser los primeros educadores de sus hijos, según el dictamen de su conciencia, y a participar activamente en todos los procesos relacionados con su formación integral.